Cuando se celebran los empates

Daniel Martín García, Madrid.

Ya conocemos los primeros resultados electorales de este ajetreado año. Si bien, con los resultados en la mano, no se ha producido la implosión del sistema de partidos previo, no hace falta nada más que ver las reacciones del PSOE para percatarse de que algo está sucediendo.
Andalucía es la fortaleza y granero de votos del PSOE. Durante treinta y tres este partido ha gobernado estas tierras y su influencia en ella ha sido fortísima. Pero la alegría de Susana Díaz y del resto de primeras espadas de Ferraz contrasta con un análisis histórico de los resultados.
El PSOE ha obtenido el peor resultado de su historia y sin embargo sonríen. Se han mantenido a flote. La fortaleza ha aguantado el primer envite. Los muros no han caído pero la erosión es evidente, mas en términos cualitativos que cuantitavos.

Resultado de las elecciones andaluzas del 22M del 2015
Resultado de las elecciones andaluzas del 22M del 2015

Celebrar un 35% de votantes socialistas en Andalucía otrora hubiese sido impensable, pero los tiempos han cambiado. El PSOE se ha convertido en un equipo pequeño que se enfrenta a un grande, le vale el empate, le vale con un punto. El campo le era favorable, ellos eligieron la fecha y aun así un empate en escaños y cuatro puntos menos en porcentaje de voto. La tan ansiada mayoría estable, leitmotiv de estas elecciones, no es clara. Será gobierno en minoría o pacto.
El PSOE, que antes de la crisis todavía soñaba con mayorías absolutas, se conforma con malos resultados. Habrá que esperar un par de meses para ver que sucede con este partido lejos de su feudo. ¿Con que resultados se conforman en Madrid? ¿Y en la Comunidad Valenciana? Parece que en estas dos regiones todavía intentan ir a por el empate en campo contrario, en Cataluña y Euskadi le basta con no salir goleado. Y es que el PSOE parece que intenta retirarse sin llamar mucho la atención a los cuarteles de invierno a ver si mejora el clima.
El PSOE herido se refugia en el sur. El partido del régimen del 78 ha perdido su visión nacional y se empieza a acuñar el termino TaGuaGua, el partido agrario del Tajo, Guadiana y Guadalquivir, para definirle. Un partido que ha renunciado a ser primera fuerza al norte del Tajo.
Estas elecciones reflejan esta tendencia en cuanto a votos, pero sobretodo en cuanto a la ambición que se debería de esperar de un partido con ansias de gobierno.
Esperemos a mayo para ver como queda el mapa de España y ver si se cumple con lo dicho en este artículo.

Share on Facebook