Rusia arma a Irán con misiles S-300

Correo Madrid, Agencias.

Rusia levanta el embargo de la venta de los misiles S-300 a Irán en plena crisis regional que atraviesa Oriente Medio. Los conflictos entres los ejes formados y liderados por el Reino de Arabia Saudí e Irán libran batallas en Iraq, Siria y últimamente en Yemen. Los enfrentamientos en el Líbano y Bahrein aunque no se dan por vía militar, la vida política de ambos países refleja el eterno pulso que mantienen saudíes e iraníes.

image
S300 es un sistema de lanzamiento de misiles fabricado por la Industria Militar ALMAZ-ANTEI JSC de Rusia, para el transporte de misiles de corto, medio y largo alcance, tipo «Tierra-aire», para interceptar objetivos aéreos, se le conoce popularmente con el nombre de S-300.

La decisión de Moscú viene en un momento marcado por la inestabilidad regional que marca las dinámicas de Oriente Medio y en concreto la región del Golfo. Pero también por el acercamiento de EE.UU y el régimen de Irán, algo que aprovechan los rusos para abrir mercado a su industria militar y reforzar las relaciones con Teherán.

La comunidad internacional había restringido el suministro a raíz de las sanciones que la ONU impuso a Teherán en septiembre de 2010 por su programa atómico. No obstante la decisión rusa puede incrementar las adquisiciones de armas por el resto de países, especialmente el Reino de Arabia Saudí cuyo gasto militar es mayor de la zona y el cuarto a nivel mundial (datos del año 2014) justo después de EEUU, China y Rusia una posición que fue gracias al incremento sustancial en la partida del año 2014. Arabia Saudí pasó por delante del Reino Unido, Japón y Francia para convertirse en el cuarto país con más gasto militar del mundo.

Share on Facebook