Fracaso de la diplomacia argelina ante la cuestión del Sáhara

Safia Abahaj, Rabat
Argelia ha sido llamada por el Consejo de Seguridad a unirse a los esfuerzos por encontrar una solución política al conflicto del Sáhara, solicitando al mismo tiempo la permisión del censo de la población de Tinduf. La resolución adoptada el martes 28 de abril por unanimidad de los quince miembros del Consejo de Seguridad demuestra se han disuelto todas las tácticas orquestadas por Argel con el fin de obstaculizar cualquier situación política al conflicto del Sáhara.

image
Argelia y Marruecos

Asimismo, Argelia ha sido llamada a encajar los esfuerzos iniciados en el año 2006 para negociar una solución política al conflicto del Sáhara. Al llamar a Argel a asumir la causa del proceso político iniciado en 2007 en Manhasset, Nueva York, el Consejo de Seguridad pone el debate en su ruta original así como bloquea el camino ante maniobras llevadas a cabo por el vecino del este.
La resolución 2218, también menciona los esfuerzos innegables realizados por Marruecos para promover y proteger los derechos humanos en todo su territorio así como en las provincias del sur, en particular, a través de las sucursales locales del Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en El Aiún y Dakhla, las cuales se hacen eco del llamamiento del Consejo de Seguridad a los países de la región a cooperar plenamente con las Naciones Unidas y participar activamente en el proceso político para llegar a una solución al problema.
Entre otros logros y no menos importante de la resolución 2218 es la exigencia a Argel la autorización para llevar a cabo la operación de censo de la población saharaui asentada en Tinduf. No obstante, Argelia siempre ha eludido sus responsabilidades para impedir que la comunidad internacional pueda determinar el número real de los saharauis y consecuentemente poder identificar sus necesidades reales en la ayuda humanitaria.
Tras la aprobación de la resolución 2218 del Consejo de Seguridad de la ONU, el Parlamento Europeo por su parte, pidió una nueva evaluación de la ayuda de la UE así como investigar las necesidades reales de los habitantes de los campamentos de Tinduf.

image
Tinduf

Asimismo, solicitó a la Comisión Europea aportar aclaraciones sobre las medidas adoptadas en respuesta a las conclusiones del informe de la Oficina Europea de lucha contra el fraude, instándoles a garantizar que las autoridades argelinas y el Polisario ya no tengan acceso a las ayudas financiadas por los contribuyentes europeos. En el mismo sentido, la Oficina Europea de lucha contra el Fraude en su informe reveló que la cantidad de ayuda humanitaria a la población de Tinduf asciende a los 105 millones de euros.
Por tanto, la resolución 2218 del Consejo de Seguridad (CS) en torno a la cuestión del Sáhara, confirma la credibilidad de la iniciativa marroquí de autonomía, recordando que la diplomacia argelina ha hecho todo lo posible en la 28º sesión del Consejo de Derechos Humanos para atacar la postura marroquí así como su integridad territorial. Al igual que todas las maniobras llevadas a cabo por Argelia por hacer del foro de Dakhla ‘Crans Montana’ sea un fracaso.
En resumidas palabras, el CS de la ONU adoptó el 28 de abril de 2015 una resolución que extiende por un año más el mandato de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara (30 de abril de 2016). El Cs instó a todas las partes a que cooperen plenamente con las operaciones de la MINURSO para garantizar la seguridad y la concesión de la libertad de circulación del personal de las Naciones Unidas.

Share on Facebook