Susana Díaz no convence a la oposición en la investidura

Fath El Hamzaoui

 Susana Díaz  ha mostrado su lado más amable para pedir el  apoyo de la oposición en la investidura a la presidencia de la  Junta de Andalucía pero se ha encontrado con un NO  rotundo de toda la oposición. La presidenta en  funciones sabía cuál era el resultado que obtendría en esta  primera vuelta de votaciones, no sería una sorpresa esperar  una negativa de todos los partidos, a excepción de  Ciudadanos, la formación que lidera Albert Rivera, que  advertía desde Barcelona que votaría en contra.

Susana Díaz
Susana Díaz

La desconfianza es el término que reinaba  en este pleno  para explicar el resultado de las votaciones. Comenzando por el Partido Popular Juan Manuel Moreno advertió que «algo  debe estar haciendo mal cuando cuatro grupos de orientaciones ideologías muy distintas no se fían». Se aferró a las anteriores elecciones cuando el PP fue el partido más votado y reprochó a Susana Díaz no dejarles gobernar por el pacto con Izquierda Unida. La líder del PSOE-A  contestó recordándole  los votos que ha perdido en estas elecciones con los que se redujo de 50 a 17 su número de diputados. Volvieron a aparecer los dimes y diretes  por el tema de la corrupción  como discrepancia continua, al igual que hicieron durante la campaña electoral.  Juan Manuel Moreno no se fía de la líder socialista votando con no.

La formación que dirige Teresa Rodríguez como tercera fuerza del parlamento andaluz se estrena  en las instituciones españolas con 15 diputados. Tanto Podemos como Ciudadanos fueron las dos formaciones claves para romper el bipartidismo que azota a España y también lo hacía con Andalucía.El discurso de la líder de Podemos Andalucía sorprendió con ejemplos de ciudadanos andaluces que han sufrido los desahucios por parte de los bancos que siguen teniendo acuerdos con la Junta, las víctimas estuvieron presentes en el pleno, el segundo reclamo de la portavoz de podemos es la ruptura de estos acuerdos con los bancos. Mostró afectividad por el guiño sobre la otra exigencia de ceder de sus cargos a Griñan y Chaves, pero no era suficiente para esta formación,  la negativa a sus otras dos propuestas en las negociaciones por parte de Susana Díaz no convenció a Podemos.

grinan-chaves-efe
Griñan y Chaves. EFE

La cuarta fuerza que es la formación de Ciudadanos  que dirije Juan Marin tuvo un discurso calmado pero sus exigencias han endurecido y exigía lo mismo que Podemos  en relación a Chaves y Griñan. Albert Rivera pedía el acta de los expresidentes. Otro aspecto a destacar es el programa anticorrupción que discutieron Ciudadanos con el PSOE-A y del que no está satisfecha el grupo de Marin a pesar de incorporar algunas propuestas en dicho programa. Votaron en contra y Susana Díaz pide que reflexionen para la segunda vuelta de forma razonada porque no aspiran a gobernar sino a  mantener la discrepancia desde la oposición.

IULV-CA que conoce de muy cerca al partido socialista votó en contra.  La formación de izquierdas  perdió 7 diputados en estas elecciones y estuvo en el gobierno de la anterior legislatura que acabó con muchas tensiones con el PSOE-A  hasta romper el pacto de gobierno. El discurso de Antonio Maíllo fue muy claro, mostró la desconfianza y criticó que existe un paralelismo entre el discurso y los hechos. Recordó que el bipartidismo se había quebrado y la pluralidad del parlamento permitirá que hay comisión permanente para investigar la corrupción.  Habló también de los bancos que desahucian y pidió su sanción por tener viviendas vacías y los que desahucian se les debe expropiar, mostró desconfianza en el discurso de Susana Díaz y se dirigió a ella diciendo «quien no la conozca que la compre».

Susana Díaz durante la investidura
Susana Díaz durante la investidura

Todos los partidos han mostrado un NO. Los medios de comunicación habían  puesto el foco en Ciudadanos que facilitaría la investidura, pero las cosas han cambiado en los últimos días, Albert Rivera advertía desde Barcelona que no votarán a favor. El otro partido clave es Podemos, Iñigo Errejón afirmó en La Sexta Noche «hay posibilidades de entenderse con el PSOE en Andalucía», las negociaciones con Teresa Rodríguez  no ha llegado a ningún acuerdo, la líder de Podemos andaluz se ha aferrado a las tres exigencias (la dimisión de Chaves y Griñan,  ruptura con los bancos que desahucian y por último, la reducción de asesores y altos directivos para la contratación de personal público). La desconfianza reinaba el martes en el parlamento andaluz.  La pluralidad de la Junta permitirá que haya más negociaciones. Lo que sí es cierto es que no habrá pactos de gobierno entre partidos, Susana Díaz  anunció tras la victoria electoral que gobernará  en solitario. Hasta ahora la oposición se lo ha puesto difícil y se ha notado en los gestos de la líder socialista que ha acabado con mala sensación al terminar el pleno.

La segunda vuelta será este viernes, si sucede lo mismo que el martes y  si tras dos meses  no se forma gobierno  se tendrán que convocar  nuevamente las elecciones. Todo apunta a que habrá nuevas negociaciones del PSOE-A con Ciudadanos que será el partido clave y que ha endurecido sus exigencias. Javier Nart, el eurodiputado de Ciudadanos, adelantaba en la Sexta Noche el sábado 2 de mayo que en la segunda vuelta se abstendrán si el PSOE-A acepta sus exigencias.

@fathhamzaoui

Share on Facebook