Marruecos no se parece a nada que hayas visto antes

Carlota Miranda, Burgos

Ella es Julia, una maña enamorada de África a la que el trabajo ha llevado a Rabat.
“Esta semana cumplo dos meses en Marruecos y, como ya empieza a ser habitual, hago un balance de primeras impresiones. Lo primero que este lugar me ha aportado es un golpe de humildad. Porque no todos los comienzos son fáciles y probablemente en mis anteriores comienzos (Bristol, Madrid, Lagos…) había tenido demasiada suerte. Marruecos no se parece a nada que hubiera visto antes, porque ni es Europa ni es África Subsahariana. Tene su propia personalidad y su propia casuística, pero eso a su vez lo hace un lugar mucho más rico.

Marruecos
Marruecos

Este es un lugar que tiene mucho que ofrecer y más te ofrece conforme te vas quitando los prejuicios de los ojos. Es un país que te devuelve lo que traes. Si vienes con odio y los tratas mal, lo olerán y te tratarán mal. Si vienes con respeto y a escucharles, te sorprenderás de la cantidad de cosas buenas que puedes obtener. La gente es sencilla, tremendamente cálida y más parecida a los españoles de lo que nunca me hubiera imaginado. Aunque Rabat mire al Atlántico, el carácter mediterráneo con el que tanto nos identificamos los españoles está impregnado en su cultura. Siento un poco de vergüenza que estando tan cerca supiera tan poco de este país. Es impresionante la cantidad de ideas erróneas que tenemos sobre esta zona del mundo. 
Marruecos es cercanía, contrastes, cultura, encanto, color, luz, diversidad y también un poquito de caos, aunque ordenado a su manera. Puedo palpar este “algo” de “país emergente” que tanto me gusta. Se huele ese “ir hacia delante”, el optimismo, las oportunidades, el progreso que llega poco a poco (aunque desgraciadamente no a todos), los cambios y la evolución; en contraposición con el pesimismo y el estancamiento de la sociedad europea.
Sin embargo, creo que no cuento nada nuevo si hablo de la cantidad de facetas de esta sociedad en la que está podrida, empezando y acabando por lo que supone ser mujer en este país. Pero creo a pesar de todo, merece la pena ir más allá de polémicas mediáticas e interesadas y descubrir todo lo que podemos aprender de un lugar como este.”

Share on Facebook