La última entrevista de Casimiro García como director del diario “El Mundo”

Casimiro fue director de "El Mundo"

Correo Madrid

Mucho tiempo antes de producirse la visita del presidente de Egipto a España, El diario “El Mundo” anunciaba una entrevista exclusiva para el mundo. Casimiro García Adadillo, el mismísimo director del diario de “Unidad Editorial” se desplazaba hasta ls capital egipcia para realizar la entrevista a Al Sisi. Casimiro la anunciaba si de un gran logro se tratase, un hito para el diario que presidente una de las mejores entrevistas de su carrera como periodista. “Es la primera entrevista a un periódico en español” insistía el ex-director horas antes de desplazarse a El Cairo.

Casimiro fue director de "El Mundo"
Casimiro fue director de “El Mundo”

No faltaron los detalles de las ceremonias de las grandes entrevistas, descripción del ambiente previo, durante y póster a la entrevistas, contar anécdotas para enganchar a tu público y todo lo que se necesite para que sea una gran entrevista.

Casimiro lo hizo a la perfección, describió el ambiente de la una de las capitales más pobladas del planeta, describió el ambiente en el cual tuvo lugar la entrevista y sobre todo contró una anécdota.

Pero no fue cualquier anécdota, Casimiro no se lo pensó dos veces “justo después de volver a casa me pondré a anotar mis abservsciones y mis vivencias para cuando me retire, tenga tiempo y me ponga a escribir mis memorias, este es parte de la historia y como tal debe reflejarse en mi futura biografía” habrá pensado Casimiro.

A nadie se le escapa que la visita oficial del presidente de Egipto a España es una forma de blanquear su imagen ante la diplomacia y la opinión pública en Europa, Egipto vivió episodios muy oscuros en su muy reciente  historia, nada fue fácil en los años posteriores a la caída de Hosni Mubarak. Los hermanos musulmanes llegaron al poder y los militares los desalojaron por la fuerza, en el verano del año 2013 Egipto estuvo a punto de entrar en una guerra civil. Las plazas del país y las calles de la capital se llenaron de tanques, de soldados y de manifestantes también. Todo acabo mal.

Casimiro no estuvo en El Cairo para verlo, pero contó en la entrevista que hizo al presidente egipcio, el periodista español fue demasiado lejos en sus palabras cuando desveló que no se grabó por miedo a las filtraciones que protagonizó el entorno de Al sisi, dando una imagen de ineficacia del equipo que rodea al Raïs, tampoco quedaba bien que una campaña de promoción tanto a nivel mediático como diplomático empezase contando al mundo los nervios que caracterizan los encuentros del presidente con los medios de comunicación.

Casimiro Garcia Abadillo había hecho que el primer paso fuera dado con el pie izquierdo tirando abajo los esfuerzos diplomáticos de muchas personas, importantes personas tanto en España como en otros países que intercedieron ante la diplomacia española para hacer que la visita sea posible y que su guión fuera escrito de tal forma que parezca que se le invita a Al Raïs, es un líder imprescindible para Europa y si lo es para Europa lo tiene que ser más para el resto de países. Las cláusulas de poner en marcha el guión, todo hay que reconocerlo, son atractivas para la economía española, pueden incluso ser beneficiosas para el propio grupo que edita el mundo, al fin y al cabo Unidad Editorial necesita liquidez y de lo más urgente. La oportunidad de entrada de capital nuevo en el grupo se estudiará seriamente después de la visita del Raïs, él y sus hombres tienen buenas relaciones con uno de los fondos soberanos más grandes del mundo. Poco más hay que decir.

Los responsables de Unidad Editorial se sintieron perplejos ante las llamadas y las críticas de sus amigos árabes. En un primer momento no entendieron nada, pero pronto se dieron cuenta de lo que algo había fallado. Los amigos de sus amigos árabes les habían explicado la situación con mas claridad. El acuerdo peligra, de momento  es lo único que les puedo asegurar. Cuando volvieron a leer la entrevista del hasta entonces director del mundo, entendieron todavía mucho mejor la situación.

Unidad Editorial no tardó nada en redactar un correo, sin pensarlo dos veces ni siquiera pensaron en donde puede acabar Casimiro, eso no era lo que más les preocupaba en ese momento, había que salvaguardar el acuerdo como sea.

 

Share on Facebook