La generación de los Ninis

Ni trabajan ni estudian

Rosa Ruiz Esteban*

Sin trabajo, sin estudios, sin posibilidades, ni estímulos de lucha, la generación perdida como muchos la definen o del botellón dilapidan el tiempo como el peor o mejor de sus enemigos.

Ni trabajan ni estudian
Ni trabajan ni estudian

Entre trago y trago, la mayoría de las veces matan las asperezas sociales que les están devorando las entrañas. No es que no quieran luchar, trabajar, estudiar o cualquier otra tarea, lo que sucede es que se preguntan ¿para qué?

Estudiar es sumarse a la interminable cola de los impotentes que tras los estudios ven cerradas sus posibilidades. Trabajar es sumarse a las sujeciones excesivas de las obligaciones laborales, convertida en una devoción casi altruista, por los actuales contratos de trabajo, los cuales tienen connotaciones esclavistas, se exige mucho para dar poco, sometiendo al trabajador en el libre prisionero del siglo XXI.

Ha fallado el sistema se dicen los ninis, como también les han apodado, el sistema es injusto, está viciado y antes de ser explotados, explotan a los suyos que deben mantenerles ante la desoladora mirada de la inutilidad.

Rosa Ruiz Esteban es escritora

[news_list show_more=»on»]

Share on Facebook