La tragedia de los campamentos de Tinduf: ¿Hasta cuándo?

Los campamentos de refugiados en Tinduf (Argelia)

Said Jedidi, Rabat

La situación en los campamentos de Tinduf (Argelia) según todos los indicios y todos los testimonios adquiere una dimensión alarmante.

Los campamentos de refugiados en Tinduf (Argelia)
Los campamentos de refugiados en Tinduf (Argelia)

Mientras que unos (población) se sublevan a causa del hambre como las 1 200 de la región de Mhairiz (en una carta, objeto de nuestra crónica de ayer), otros (cúpula y sus amos de los servicios de inteligencia militar argelinos) acumulan fortunas y multiplican los dividendos. “A consecuencia de la crisis que afecta al  padrino argelino (baja de los precios del crudo)”, se quejan las 1 200 familias en una carta a las “conciencias vivas”.

La noticia ahora es otra carta en la que los denunciantes afirman que “se equivocan los que creen que han puesto fin al robo y a la malversación de la ayuda humanitaria internacional”. Los firmantes de la carta que no desean “por ahora” revelar su identidad ni el carácter de sus reivindicaciones acusan a “algunas asociaciones y grupos, especialmente españoles” de encubrir y de ser cómplices en las malversaciones de esta ayuda humanitaria internacional, que según ellos “ha creado una serie de obscuros intereses disimulados en acción es humanitarias cuando son meramente comerciales y mercantiles”.

El hambre no perdona. La injusticia tampoco. Las máscaras de los que, en nombre de acción humanitaria, pero por fines claramente lucrativos, patrocinan el separatismo y la subversión, caerán/están cayendo.

En los campamentos, cada vez es más difícil controlar o someter a estas masas, objeto de transacciones de Argelia y de su doméstico polisarista para obtener cada vez más ganancias y más dividendos. Los que piensan en voz alta son cada más numerosos y los que conspiran con la cúpula y con los mercaderes de su drama se exponen al peor destino.

Los campamentos de Tinduf en vísperas de la Hora H. Las soluciones no faltan. Lo que falta es la voluntad y la valentía de optar por la verdadera independencia que es de la decisión respecto al amo argelino y sus intereses estratégicos.

[news_list show_more=»on»]

Share on Facebook