Esos malvados musulmanes que quieren violar Europa

Nura Naama


 

La edición del mes de febrero de la revista conservadora polaca, wSieci, habla de la violación de Europa por parte de los musulmanes inmigrantes. En la portada aparece una mujer blanca,  vestida con una bandera de Europa como única prenda, que está siendo agarrada por varias manos / brazos muy morenos. Las manos están tirando de su pelo, sus brazos, su bandera y no hay que ser experto en la iconografía para entender lo que está representado. La revista incluye dos artículos titulados ‘¿Europa se quiere suicidar?’ y otro ‘El infierno de Europa’ que habla de los ataques del año nuevo en Colonia, Alemania.

Naturalmente, la publicación ha generado muchísima polémica y enfadado a mucha gente. Pero, no esperéis unas disculpas. La revista  se defiende diciendo que se centra en lo que los otros medios y la élite de Bruselas están ocultando a los ciudadanos europeos.

“Hemos visto de lo que son capaces. Son unas bombas de testosterona,” dice Geert Wilders, un político holandés de extrema derecha. “Es un terrorismo sexual, un jihad sexual,” añade el político, que deja muy claro que no sabe muy bien  lo que es el jihad.  Eso sí, sus palabras resuenan con las de un escritor británico que visitó Alemania en el año 1920 y se lamentó de la presencia de “bárbaros pertenecientes a una raza inspirada por la naturaleza, con tremendos instintos sexuales, en el corazón de Europa.” Repito, este comentario es del año 1920, pero este político nos ha enseñado que casi 100 años después, la mentalidad racista sigue muy pero que muy viva.

1920

Artículos como este solo sirven para generar odio y miedo. No contienen información ni precisa ni correcta, sino que forman parte de campañas de propaganda y  rumores racistas basados en la xenofobia, que acabaran endureciendo los corazones de los ciudadanos europeos. Ademas este tipo de contenidos incitan a los sentimientos nacionalistas y excluyentes  y al rechazo hacia los refugiados y han servido como prueba, justificación y argumento de los más conservadores para no permitir la llegada de más refugiados.

La revista nos deja saber, que en este mundo el racismo y la xenofobia prevalecen y cada vez nos recuerdan más a épocas donde el mundo era un lugar oscuro y espantoso. Épocas como las de  la esclavitud en Los EE.UU y la persecución mediática hacia los negros o incluso a las eras de Hitler y Mussolini. De hecho, Ronan Burtenshaw publicó en su página de twitter, la portada de la revista junto a un poster propagandista italiano de la segunda guerra mundial, donde las similitudes son obvias.

El miedo a la degradación cultural escenificada en la crueldad de la imagen del hombre negro o hombre inmigrante violando a la mujer blanca no es nada nuevo. El espectro de la violación negra ha sido usado durante décadas para justificar las matanzas y linchamientos de otros seres humanos.

Ya sea un poster italiano fascista, o una araña sórdida judía tramando contra una chica alemana, es el mismo cuento de siempre, lo único que cambia es el perpetrador.  La narrativa de la conquista Árabe o Islámica de Europa tampoco es nada nuevo, pero recientemente el odio y el miedo han ido intensificándose, gracias a grupos activistas xenófobos y partidos políticos populistas que han hecho del odio a los refugiados su nueva bandera.

No me malentendáis, entiendo la frustración de Europa con la serie de ataques deplorables, pero no todo es culpa de los inmigrantes que huyen de horrores inexplicables. Lo que muchas revistas, como wSieci, no entienden es que países como Siria e Iraq, de donde provienen muchos inmigrantes, son países que han sido literalmente violados durante años por los gobiernos de occidente, pero de eso no se quejan, claro.

[news_list show_more=”on”]

Share on Facebook