Arabia Saudí reduce los sueldos de ministros y altos funcionarios del Estado

Correo Madrid


La fuerte caída registrada en los precios del petroleo está empezando a pasar factura a las economías de los países productores.  Arabia Saudí es uno de los mayores productores y exportadores de a nivel mundial y cuya economía depende  fuertemente de los precios que marcan los mercados internacionales de esta materia prima ha empezado a tomar decisiones drásticas  en cuanto a gasto presupuestario se refiere.

Prueba de ello es la decisión del rey Salman Bin Abdulaziz de reducir los salarios y recortar los privilegios de sus ministros y sus altos cargos. Para muchos, esta decisión es un aviso y precede a medidas drásticas que va a llevar a cabo el reino del desierto en los próximos meses.

La decisión del rey Salman implica una reducción de un 20% en los salarios de todos los ministros y un 15% en el salario de los miembros del consejo consultivo (órgano político subsidiario), además de reducir los incentivos de la vivienda, los hidrocarburos y los medios de transporte adquiridos por los responsables políticos saudíes.

Las reducciones no suponen un ahorro cuantitativo y no se espera que tengan gran efecto sobre el ahorro, aunque todas estas medidas sirven para probar los efectos y la respuesta que podrían dar los ciudadanos del país, los cuales sospechan de que éstas medidas solo sirven para allanar el camino paras las verdaderas reformas y los drásticos recortes que esperan a la dependiente sociedad saudí.

[news_list show_more=»on»]

 

Share on Facebook