Los héroes anónimos de Siria: “Los Cascos Blancos”

Suzanne Al-sammoudi Peláez


La brigada de Defensa civil siria, o más conocida como los cascos blancos, han estado nominados al premio nobel de la paz 2016.

Esta nominación se debe al gran trabajo y esfuerzo que está realizando sobre el terreno, en medio del caos en Siria. Y es que este trabajo consiste precisamente en salvar vidas.

Cuando todos huyen tras un bombardeo, los cascos blancos se exponen a otro ataque para rescatar los cuerpos que quedan atrapados entre los escombros.

Albañiles, profesores, médicos, panaderos, estudiantes…hasta 3.000 voluntarios civiles decidieron dejarlo todo para arriesgar sus vidas y así poder salvar la de los demás.

Esta brigada de héroes anónimos se formó en 2013, dos años después de estallar la revolución siria. Pero los medios con los que trabajan son bastante limitados para la catástrofe que sufre el país.

Trabajan sin cesar durante las 24 horas del día en los 119 centros que mantienen en las zonas fuera del control del régimen, como son en Aleppo, Homs, Hama, Idleb, Damasco y Deraa.

Hasta ahora han conseguido salvar la vida de 62.000 personas, pero durante esta trayectoria, son ya 145 voluntarios los que han sido asesinados.

En lo que va de año el régimen de Al-Assad, junto a sus aliados Rusia e Irán principalmente, han perpetrado crímenes de lesa humanidad dejando más de 6.000 muertos en lo que va de año sumados a los 500.000 que han dejado desde 2011.

Por el gran coraje que han demostrado tener, el pasado 22 de septiembre fueron recompensados con el premio Nobel alternativo.

Pero respecto al nobel de la paz, aunque el Comité Noruego finalmente no se lo ha concedido, desde España les mandamos igualmente nuestras felicitaciones, porque para nosotros, estos valientes voluntarios también son merecedores del premio nobel de la paz.

[news_list show_more=»on»]

Share on Facebook