Arabia Saudí cierra el grifo de petroleo al régimen egipcio

Por segundo mes consecutivo los suministros de petroleo saudí no llegan a Egipto.

El mes pasado los saudíes se excusaron por problemas logísticos y aseguraron que el envió se haría lo antes posible. Algo que no ha convencido a los analistas que aseguran que las relaciones entre ambos países no está en su mejor momento.

Arabia Saudí pasó a poner todo su peso para llevar al mariscal Abdelfattah Al sisi al poder a darle la espalda. El divorcio entre Al sisi y el nuevo monarca Salman Bin Abdulaziz se produjo desde el momento en el que El Reino del desierto decidió tomar la iniciativa y frenar la expansión de Irán en la zona con la campaña militar en Yemen.

Además, el acercamiento de El Cairo a Teherán y Moscú en los temas de política regional ha acabado con la paciencia de los saudíes. Mientras tanto, los egipcios, conscientes de su debilidad y su necesidad de la ayuda financiera de Arabia Saudí y otras naciones del Consejo de Cooperación del Golfo, decide seguir adelante con su apuesta por el eje iraní. Algo que se ha traducido en el intercambio de visitas de altos responsables políticos de ambos países. Los saudíes siempre han tenido paciencia en su política exterior y en especial en lo que se refiere a su relación con Egipto, aliado que consideraban hasta hace pocos meses indispensable.

Share on Facebook