El Banco Mundial: «Un tercio de los libios necesita ayuda humanitaria urgente»

Cinco años después de la caída del régimen de Muammar Gadafi Libia se enfrenta a grandes retos económicos. En un reciente informe, el banco mundial afirma que un tercio de la población de este país norteafricano necesita ayuda humanitaria.

Un dato chocante ya que se trata de un país rico en petróleo y recursos naturales.

Este hecho se explica por la caída de los precios del petróleo. Además, la prolongada crisis política que ha llevado al país a una guerra civil para controlar el poder mantiene al país dividido en dos.

El gobierno de Libia financia sus presupuestos de los ingresos que obtiene por la venta del petróleo. Esta materia prima ocupa el 95% de los ingresos del país y su  exportación es columna vertebral de la economía.

Justo antes del estallido de las revueltas del año 2011 Libia exportaba más de un millón y medio de barriles diarios.

El gas y el petróleo represetan más del  60% del país  PIB y el 98% de sus exportaciones.

El conflicto que atraviesa el país ha llevado al cierre de  campos petrolíferos y ha reducido la producción por debajo de los 400 mil barriles diarios.

Otra cifra reveladora es que el Estado libio perdió 60 mil millones de dólares  entre 2015 y finales del 2015 por culpa del conflicto.

Además los depósitos en dólares han descendido de 105 mil millones de dólares a 61 mil millones de dólares entre el año 2013 y 2015.

Estos datos se traducen en un verdadero drama que viven los ciudadanos de a pie.

El Banco no da más de 200 dinares por persona, unos 140 dólares americanos, independientemente de la cantidad que se tiene en la cuenta corriente.

Por su parte,  el banco mundial no ha dejado de advertir de los peligros a los que se enfrenta la economía libia. Sus reservas en dólares pueden esfumarse en cuestión de tres años si las condiciones políticas no cambian.