Hackers atacan Arabia Saudí usando el malware Shamoon 2

Arabia Saudí se enfrenta a una verdadera ciberguerra

El Ministerio de Trabajo de Arabia Saudita dijo que su fondo de desarrollo de recursos humanos  “Hadaf” fue la última víctima de los hackers que han estado atacando las agencias gubernamentales y las infraestructuras estatales.

Aunque la mayoría de los medios digitales de este país árabe no dan mucha información sobre el ataque, la cadena de televisión estatal, Al Ekhbaria, asegura que los atacantes no han podido acceder a las bases de datos de los usuarios que tienen las agencias gubernamentales.

Arabia Saudí se ha convertido en el blanco de los ataques cibernéticos. Las dimensiones de los ataques a los que se enfrenta este país sugieren que los atacantes no son personas independientes o hacktivistas enfadados con unos de los países más conservadores del mundo sino más bien se trata de agencias bien dotadas de presupuestos y capacidades capaces de desestabilizar instituciones y empresas de gran tamaño.

Hace escasas semanas un grupo de hackers destruyó los ordenadores de seis importantes organizaciones saudíes, haciendo reaparecer el arma digital más peligrosa que el mundo haya visto jamás.

La última vez fue usada para destruir 35.000 ordenadores de la mayor  compañía petrolera del mundo, Aramco. La inteligencia de Estados Unidos culpó silenciosamente a Irán por el ataque, algo que los saudíes no descartan. Tampoco descartan que los rusos estén detrás de estos ataques. Puesto que ataques similares han sufridos países con los que Moscú mantiene  rivalidad o disputa. Es el caso de Ucrania y el de la potencia más grande del mundo que hasta la fecha sigue preguntándose si los hackers rusos tuvieron algo que ver con la victoria de Donald Trump en las elecciones americanas.

Los hackers han desarrollado el malware Shamoon, que fue utilizado en ataques anteriores, aunque esta vez los analistas creen que se trata de una versión aún más sofisticada. Las autoridades de Riad, advirtieron a todas sus instituciones de estar en alerta ante la amenaza que representa la variante Shamoon 2.

Share on Facebook