Hariri vuelve al Líbano después una prolongada ausencia

Saad Hariri, que renunció al cargo de primer ministro a principios de noviembre, llegó a Beirut la noche del martes después de una ausencia que duró semanas y en la que se especuló que Riad le ha obligado a renunciar.

Hariri aterrizó en el aeropuerto de Beirut alrededor de la medianoche cumpliendo con su promesa de volver a casa el miércoles para las celebraciones del Día de la Independencia del país.

Su decisión de renunciar a la presidencia del Líbano la justificó alegando amenazas contra su vida y al creciente poder de Hezbolá respaldado por Teherán, uno de los muchos enemigos regionales de Riad.

En su camino de regreso al Líbano, Hariri se detuvo en Chipre para conversar con el presidente del país, Nicos Anastasiades, donde discutieron “los últimos acontecimientos en el Líbano y la región”.

Acto seguido a la llegada de Hariri, Chipre anunció que suministraría ayuda militar al ejército libanés, incluidas armas ligeras y municiones.

Previamente el martes, Hariri se reunió con el presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi en El Cairo, un socio clave de Arabia Saudita.

Allí los dos discutieron los “últimos acontecimientos en el Líbano y la región” y la necesidad de mantener a Beirut fuera de todas las políticas de enfrentamientos regionales.

Riad y sus aliados han acusado al aliado de Irán Hizballah de dominar la política libanesa y también de suministrar armas y entrenamiento a los rebeldes Houthis que luchan contra las fuerzas respaldadas por Arabia en Yemen.

Las tensiones entre Arabia Saudita e Irán se dispararon a comienzos de este mes cuando un misil disparado por los houthis fue derribado sobre Riyadh.

Share on Facebook