Varios líderes de la comunidad islámica en España visitan las Cortes Generales para conmemorar el 25 aniversario de la firma de los acuerdo de cooperación con el Estado

Este año se cumplen 25 años desde la firma de los acuerdos de cooperación del Estado con las confesiones religiosas minoritas.

Es el caso de la confesión islámica, la evangélica y la judía. Las tres tienen el reconocimiento oficial de notorio arraigo, lo que conlleva a que estas confesiones y las administraciones públicas tengan una cooperación que se ha desarrollado y matizado en los respectivos acuerdos que han firmado estas confesiones con el Estado.

La cúpula de UCIDE cuyo secretario general Riay Tatari también ocupa el cargo de presidente de la Comisión Islámica ha visitado las cortes generales, sede del poder legislativo, y lo hizo acompañado de sus representantes territoriales, como es caso de Extremadura, Cataluña o Andalucía.

Esta última comunidad ha estado representado por Lahsen El Himer, destacado líder de la comunidad musulmana de Andalucía y Granada y cuyos principales méritos consisten en permanecer en el cargo largos años haciéndose con el control de prácticamente todo lo que se mueve dentro de su comunidad.

Tanto es así que las relaciones internas de la comunidad que preside se han convertido en vínculos de interés mediante los cuales el beneficio personal define el resto de las dinámicas de la comunidad.

Lahsen preside desde hace un lustro la comunidad musulmana de Granada y es también el máximo dirigente de la Unión de Comunidades Islámicas de Andalucía (Ucidan), además de imán de la mezquita de Omar. Una posición que le asegura el control total de la organización.

El entorno de la comunidad musulmana al que Correo Madrid ha contactado para conocer mejor el funcionamiento de la comunidad musulmana de Granada fundada en el mes de marzo del año 1990 y dirigida por Lahsen el Himer confirma lo antes mencionado y asegura que si no fuera por el beneficio personal muchos dirigentes no estarían allí. En varias ocasiones el nombre de Lahcen ha salido entre los líderes que se lucran de los cargos que ocupa. Alegan que las ayudas de la Junta de Andalucía a la comunidad musulmana de Granada no se notan en el funcionamiento de las instalaciones de la mezquita ni en beneficio de los que acude a las actividades de UCIdan, algo que lleva a sospechar que su líder se queda con parte de las ayudas públicas.

Share on Facebook