Israel secuestra a una niña palestina de 17 años

Suhail Hani Daher Akel


Las fuerzas  israelíes secuestraron de su cama a una niña de 17 años, horas despues apresaron a su madre.

La vergüenza y la falta de moral de un ejército preparado para la guerra al lanzar todo su poder militar contra la pequeña niña palestina Ahed al-Tamimi de 17 años, mientras dormía en su casa de la aldea de Nabi Saleh al noroeste de Ramallah.

Alrededor de las 4 de la madrugada, de hoy martes, las fuerzas sionistas en un fuerte operativo cerraron la aldea y tras patear la puerta de la casa de la familia Al-Tamimi, conocida por su resistencia civil contra la ocupación, allanaron el hogar y mientras robaban dinero, computadora y teléfonos, levantaron violentamente de su cama a la niña Ahed y se la llevaron secuestrada a un destino desconocido ante la impotencia de sus padres que fueron amenazados y golpeados.

Indignado, su padre Bassem, publicó en su página de Facebook: “una gran cantidad de soldados israelíes allanaron en el amanecer nuestra casa familiar. Golpearon a todos en la casa antes de registrarla y confiscar todas las computadoras, teléfonos, dinero y se llevaron esposada a nuestra hija Ahed, que al igual que todos nosotros dormíamos”.

La hipocresía fue el justificativo del secuestro. Las escuetas excusas de las fuerzas sionistas al decirle a su madre Nariman, que “la niña había sido arrestada por un vídeo viral donde exponía a la niña Ahed, abofeteando a 2 soldados”, no fueron creíble y a viva voz reclamó el paradero de su hija en el control militar ‘Benyamin’. Lejos de dar lugar a los justos reclamos la detuvieron y encarcelaron hoy martes a la mañana, según informó el portavoz policial Micky Rosenfeld.

La valiente niña Ahed, desde su infancia tiene una larga historia de enfrentarse y bofetear a los cobardes soldados de la ocupación israelí. El 28 de agosto de 2015, Ahed, ganó las redes sociales cuando se enfrentó con furia junto a sus padres contra un salvaje soldado fuertemente armado que intentaba secuestrar a su hermano menor Mohammed de 11 años que estaba con su brazo enyesado, logrando liberarlo de sus garras.

Por su valor en defensa de sus raíces contra los usurpadores de su tierra y por enfrentarse con su corta edad de 10 años sin temor a fuertes soldados armados y en distintas oportunidades humillarlos con bofetones en sus caras, en diciembre de 2012, Ahed con sus 12 años, fue galardonado con el ‘Premio Hanzala Courage’ (‘Handala por su Valor’) por el municipio de Başakşehir en Estambul, fue recibida por el premier turco Recep Tayyip Erdoğan y agradeció a los niños turcos por su solidaridad.
© Suhail Hani Daher Akel