Irán: Las protestas populares se extiende por todo el país y el régimen responde usando la fuerza para reprimirlas

La violencia mortal estalla cuando las protestas antigubernamentales entran en su cuarto día.

Varios manifestantes iraníes contrarios al régimen han sido asesinados a tiros por la famosa fuerza de la Guardia Revolucionaria del país, mientras continúan las manifestaciones contra el gobierno.

 

Al menos dos manifestantes iraníes han muerto y otros heridos después de que la famosa fuerza de la Guardia Revolucionaria (Pasdaran)  abriera fuego contra los manifestantes durante las protestas antigubernamentales nocturnas en Douroud, en el centro de Irán.
Las páginas web de la oposición publicaron videos de los manifestantes, en los que se pueden ver cuerpos de los muertos y heridos, mientras cantaban “muerte a Jamenei”.

Otro video mostró a un manifestante a quien la Guardia Revolucionaria había disparado en el baúl.

Las protestas ahora están entrando en su cuarto día, después de que se produjeran manifestaciones en todo el país el viernes.

Se cree que miles de personas participaron en las protestas, convirtiéndolas en la mayor muestra de desafío público desde 2009, cuando los iraníes, como parte del recién formado Movimiento Verde, tomaron las calles para denunciar  elecciones presidenciales  presuntamente manipuladas por el entonces presidente Mahmoud Ahmedinejad.

Esta vez, las protestas que comenzaron en la ciudad de Mashhad el viernes inicialmente se centraron en el aumento de los costos de vida, pero rápidamente se enfocaron contra el régimen en general y se extendieron a numerosas ciudades en todo el país.

El sábado, el gobierno iraní emitió una advertencia en contra de las que denominó “reuniones ilegales”. El mismo día, decenas de miles de simpatizantes del régimen participaron en demostraciones planificadas previamente en apoyo del gobierno.

En Teherán, los manifestantes contrarios al régimen fueron superados en número por los aliados del gobierno, que gritaron “muerte a los sediciosos” cuando retomaron el control de la entrada de la Universidad de Teherán.

Durante los levantamientos de 2009, docenas de activistas antigubernamentales fueron asesinados y muchos más fueron encarcelados.

Share on Facebook