Macron avisa a Netanyahu de que el paso de Estados Unidos supone una seria amenaza para la paz

El presidente francés Emmanuel Macron consodera que la decisión de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel es una “amenaza a la paz”.

En una conferencia de prensa conjunta en París el pasado domingo con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, Macron comenzó su discurso condenando “todos los ataques en las últimas horas y días” contra Israel.

Macron dijo que le había dicho a Netanyahu que la declaración del presidente estadounidense Donald Trump sobre Jerusalén es una “amenaza a la paz” y que “estamos en contra”.

“Insté al primer ministro a mostrar coraje en su trato con los palestinos para sacarnos del actual callejón sin salida”, dijo el presidente francés.

“Dale una oportunidad a la paz”, exhortó Macron, explicando que estaba sugiriendo la congelación de los proyectos de asentamiento y tomando precauciones para ganarse la confianza de las autoridades palestinas.

Netanyahu abrió su discurso en desacuerdo con Macron y dijo: “París es la capital de Francia; Jerusalén es la capital de Israel. Ha sido la capital de Israel durante 3.000 años y del estado judío durante 70 años “.

El primer ministro israelí afirmó que avanzar hacia la paz solo sería posible cuando los palestinos acepten que “Jerusalén siempre ha sido la capital del pueblo judío y no la capital de ninguna otra nación”.

Netanyahu también dijo que él y Macron estuvieron de acuerdo en que “deben detener la principal fuente de disturbios en el Medio Oriente, que es Irán”.

El primer ministro israelí dijo: “Irán está tratando de establecer bases terrestres, aéreas y navales en Siria para luchar contra Israel y destruirlo. No lo toleraremos “.

A pesar de la amplia oposición internacional, el presidente de Estados Unidos anunció el miércoles su decisión de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.

Según Trump ya le ha dicho Departamento de Estado de EE.UU. que comience con los preparativos para la reubicación de la embajada de EE.UU. en Israel desde Tel Aviv a Jerusalén.

El dramático cambio en la política de Washington entorno al estatus de Jerusalén provocó manifestaciones en los territorios palestinos ocupados, Turquía, Egipto, Jordania, Túnez, Argelia, Iraq y así como en otros países musulmanes.

Jerusalén sigue siendo el corazón del conflicto entre Israel y Palestina, y los palestinos esperan que Jerusalén Este, ahora ocupada por Israel, pueda servir eventualmente como la capital de un futuro Estado palestino.

Fuente: MEMO

Share on Facebook