Auge de la solidaridad en el mes de Ramadán

El mes de Ramadán, el noveno en el calendario lunar islámico, se celebra este año entre mediados de mayo y mediados de junio. Aunque esté haciendo menos calor que años anteriores, el número de horas de ayuno siguen largas, de media un musulmán a en España ayuna unas 17 horas al día.

Pero no es el ayuno lo único que caracteriza a este mes sagrado para millones de personas. La vida cotidiana de los individuos y los colectivos se ve claramente alterada. En los países con mayoría musulmanes, incluso los horarios del trabajo se adaptan Se trabaja menos horas y se dedica más tiempo a los rezos y a las labores comunitarios.

En España, decenas de asociaciones y comunidades religiosas intentan recrear el ambiente que acompaña a este mes. Se multiplican las campañas solidarias para ayudar a los más necesitados y las comunidades se revitalizan.

Pero ese intento de recrear el ambiente del mes de ayuno a menudo se ve alterado. Personas con proyectos personales y con espíritu de hacer negocios también aprovechan la ocasión para lucrarse y hacer crecer sus ingreses. Es el caso de Lahsen El Himer, que para esta tarea viene preparándose meses antes de que comience el Ramadán. Una oportunidad de oro para hacer crecer los ingresos de su comunidad, pero los suyos propios, también.

Ya no solo es la farsa con la que el señor Lahsen El Himer se presenta ante las autoridades de la Junta de Andalucía como representante del conjunto de los musulmanes en Andalucía. Sino que a través de su posición pretende lucrarse de diversas formas:

Ser el certificador oficial de los comedores escolares que ofrecerán los menús Halal a los alumnos musulmanes en las aulas andaluzas

Distribuir el libro adoptado para la religión islámica con el que se formarán los alumnos de los colegios públicos y concertados andaluces, tarea en la cual estaría trabajando con sus allegados para convencer a las autoridades de la Junta de Andalucía.

Ya no solo es la falta de control de los fondos que Lahsen El Himer haya podido obtener de terceros países, especialmente de los estados del golfo y posiblemente Turquía también, sino que su obsesión últimamente ha sido promocionar a su intimo amigo Abdeslam El Hinda para que sea nombrado por delegado de la UCIDE y en consecuencia de la CIE en Andalucía. Los esfuerzos de Lahsen no cesan en este mes de Ramadán. Hay gente que busca enriquecerse espiritualmente , pero al parecer para Lahsen la riqueza mundanal prima sobre todas las demás.

El caso de Lahsen el Himer es solo uno de muchos que proliferan entre la comunidad musulmana. Personas que se han autoproclamado defensores del Islam y los musulmanes en España, que  en el fondo no es más que un proyecto para defender y perseguir el interés propio.

 

Share on Facebook