Las reservas naturales sauditas se convertirán en destinos turísticos

Los recientes decretos del rey Salman de Arabia Saudí para proteger el medio ambiente y la vida silvestre y transformarlos en un destino turístico reflejan su entusiasmo por preservar el medio ambiente natural del Reino Árabe.

Nueve áreas han sido designadas como reservas naturales y se ha puesto en marcha una serie de agencias gubernamentales con el fin de velar para que se cumpla la legislación que el Reino está preparando en materia medioambiental. En un esfuerzo por limitar la caza y el pastoreo excesivo, prevenir la deforestación y mantener y aumentar la vegetación son algunos de los objetivos de las autoridades del país más desértico del mundo.

Arabia Saudita está lista para vincular su paisaje con proyectos y visiones de desarrollo, esta vez a través de la inversión.

Las reservas no se limitan a los desiertos, sino que incluyen playas y montañas, que según la Visión del Reino 2030, han atraído el interés de los funcionarios saudíes que desean transformarlos en atracciones dado el turismo ambiental competitivo en la región.

El Rey Salman ordenó la creación  del Consejo de Reservas Reales para ayudar a promover los paisajes naturales como destinos turísticos. El Consejo estará encabezado por el Príncipe Heredero Mohammad bin Salman, Viceprimer Ministro y Ministro de Defensa.

El real decreto establecía que cada reserva natural debe tener su propio presupuesto y gestión independiente. El decreto otorgó a la Comisión de Expertos en el Consejo de Ministros tres meses para designar los funcionarios encargados de de la gestión de cada reserva.

Los nueve lugares que han entrado bajo el real decreto forman un recurso de diversidad biológica, geológica y genética que tienen un tremendo potencial para resistir condiciones ambientales adversas. También cuentan con varias especies de anfibios cerca de estanques, canales y otros humedales.

Según las estimaciones, el ecoturismo en todo el mundo está en aumento, especialmente en lugares no afectados por la urbanización, como las reservas naturales.

Arabia Saudita, con su ubicación en el medio de la región, puede convertirse en una de las reservas naturales más grandes dado su rico entorno. Esto ayudará a atraer visitantes extranjeros que a su vez ayudarán a diversificar las fuentes de ingresos en el Reino en línea con Visión 2030.

Share on Facebook