Marruecos: Los detenidos de El Hirak deciden boicotear las sesiones de los juicios de Casablanca

Protestas en el Rif
Protestas en el Rif

Decenas de acusados ​​en un juicio en Marruecos por participar en el movimiento de protesta masiva en la región del Rif el año pasado boicotearon la audiencia del martes en Casablanca, y denunciaron la “parcialidad” de la justicia.

Solo en Casablanca hay  54 acusados ​​siendo juzgados por su participación en el movimiento El Hirak que sacudió la región norteña del Rif del país desde finales de 2016 hasta mediados de 2017.

Los demandados habían advertido al tribunal de su acción antes de la audiencia a través de una carta en la que cuestionan la independencia y la imparcialidad de la justicia marroquí, según informa AFP.

Pero el caso siguió adelante en el Tribunal de Apelaciones de lo Penal de Casablanca a pesar de la ausencia de los acusados.

La autoridades marroquíes acusan a los promotores ​​de usar “violencia” contra la policía durante las manifestaciones, acusaciones que los detenidos en varias cárceles del país rechazan categóricamente y afirman que sus actos de protesta son no son violentos ni pretenden usar la violencia.

“Los responsables de los actos contra la policía serán castigados de acuerdo con las demandas de la fiscalía”, dijo el fiscal del estado Brahim Rachidi.

Los cargos contra los acusados ​​van desde simples delitos menores hasta ataques contra la seguridad del Estado, un delito punible con la muerte en el reino.

Unas 450 personas fueron arrestadas durante las protestas desencadenadas por la muerte de un pescadero aplastado hasta la muerte en un camión de basura en octubre de 2016 cuando intentaba recuperar su mercancía de pez espada confiscado por haber sido capturado fuera de temporada.

Las demandas de justicia se convirtieron en manifestaciones pacíficas contra la “marginación” de la región predominantemente bereber del norte de Marruecos.

Los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes dejaron personas heridas en ambos lados.

Las autoridades marroquíes dicen que casi 900 policías resultaron heridos durante las manifestaciones, pero los activistas aseguran que esta cifra es exagerada y pretende manipular los hechos.

Los grupos de derechos humanos criticaron el “enfoque de seguridad” del estado adoptado hacia las protestas y denunciaron la presunta tortura de los líderes de las protestas después de su arresto.

 

Share on Facebook