Siguen los combates en una importante zona petrolera de Libia tras una ofensiva contra las fuerzas de Haftar

El autodenominado Ejército Nacional Libio, leal al general Khalifa Haftar, anunció el domingo una “gran ofensiva” para expulsar a grupos rivales del noreste del país.

Por otra parte, grupos armados atacaron el jueves las terminales de Ras Lanuf y Al-Sidra, en manos de las fuerzas de Haftar, a unos 650 kilómetros al este de Trípoli.

 

La Guardia de Instalaciones Petrolíferas de Jadhran controló las terminales durante años después del derrocamiento y asesinato en 2011 del gobernante libio Muammar Gaddafi.

El autodenominado ejército nacional de Libia controla la mayor parte del este de Libia y se opone a un gobierno internacionalmente reconocido con sede en Trípoli, que a su vez ha condenado los ataques de las milicias del jueves.

El control de las instalaciones petrolíferas del país puede ser decisivo para el futuro de Libia. Las fuerzas aéreas de Haftar comunicaron  el domingo a los residentes en las zonas limítrofes que se mantuvieran alejados de “las áreas donde el enemigo se reúne, las tiendas de municiones y los sitios con vehículos militares”.

“Los aviones de combate están llevando a cabo redadas contra posiciones y concentraciones terroristas en la zona militar operativa que se extiende desde Ras Lanuf hasta el borde de la ciudad de Sirte”, informó la fuerza aérea en su página oficial de Facebook.

La Media Luna Roja en Ajdabiya, 150 kilómetros al este de Ras Lanuf, dijo el viernes que recibió 28 cadáveres, sin especificar a qué grupo pertenecían.

Por su parte, La Corporación Nacional del Petróleo (NOC) informó el sábado que un tanque de almacenamiento había sido “dañado significativamente” debido a las incursiones armadas en Ras Lanuf y Al-Sidra.

S

La economía de Libia depende en gran medida del petróleo, con una producción de 1,6 millones de barriles por día bajo el mandato de  Gaddafi, pero esta cifra sufrió una caída en picado debido a la inestabilidad política y la falta de seguridad que caracteriza el país.

La revolución del 17 de febrero  del año 2011 contra Gaddafi vio caer la producción a alrededor del 20 por ciento de ese nivel, antes de recuperarse a más de un millón de barriles por día para finales de 2017.

Share on Facebook