La UE e Irán acuerdan crear un sistema legal para mantener el comercio

Los socios firmantes  del acuerdo nuclear con Irán, excepto EE.UU, aseguraron  el lunes que acordaron continuar trabajando para crear un mecanismo especial para mantener el comercio con Irán, incluido el petróleo, después de la retirada de Estados Unidos del pacto de 2015.

La Unión Europea e Irán, junto con Rusia y China, aseguran estar decididos a “proteger la libertad de sus operadores económicos para realizar negocios legítimos con Irán” en una declaración emitida después de conversaciones mantenidas entre las partes de alto nivel en las Naciones Unidas.

“Conscientes de la urgencia y la necesidad de resultados tangibles, los participantes recibieron propuestas prácticas para mantener y desarrollar canales de pago, en particular la iniciativa de establecer un vehículo especial para facilitar los pagos relacionados con las exportaciones de Irán, incluido el petróleo”, aseguró  la jefa de política exterior de la Unión Europea Federica Mogherini a los periodistas después de una reunión de altos funcionarios de Gran Bretaña, China, Francia, Alemania, Rusia e Irán.

Hasta ahora, la Unión Europea se ha enfrentado a dificultades para diseñar un marco legal factible que proteja a sus empresas de las sanciones estadounidenses que entrarán en vigor en noviembre.

Al destacar lo difícil que será para los europeos encontrar soluciones concretas, el banco estatal francés Bpifrance abandonó el lunes su plan de establecer un mecanismo financiero para ayudar a las compañías francesas que comercian con Irán.

El quid de la cuestión, negociado durante casi dos años por la administración del expresidente estadounidense Barack Obama, era que Irán restringiría su programa nuclear a cambio de relajar las sanciones que habían paralizado su economía.

 

Trump lo consideró defectuoso porque no incluyó límites al programa de misiles balísticos de Irán ni su apoyo al gobierno y las milicias en Siria, Yemen, Líbano e Irak.

Estados Unidos comenzó a reimponer sanciones económicas este verano y las medidas más draconianas, que buscan obligar a los principales clientes de Irán a dejar de comprar su petróleo

Share on Facebook