La Fiscalía se querellará contra Shakira por un presunto fraude fiscal de 14,5 millones

La Agencia Tributaria española ha finalizado la investigación contra la cantante Shakira por un supuesto fraude fiscal entre los años 2011 y 2014 y ha concluido que podría haber cometido irregularidades por valor de 14,5 millones de euros con los impuestos de IRPF y Patrimonio. Por eso, la Fiscalía de Delitos Económicos de Barcelona, está estudiando estas supuestas irregularidades desde hace un año y tiene que decidir en breve si presenta una querella. El artista, a través de un comunicado, ha respondido que ya ha pagado sus deudas con Hacienda, que nunca ha escondido dinero al fisco y que durante aquellos años no pasó más de 183 días en territorio español. La raíz del conflicto se encuentra en la residencia fiscal del artista, que empezó a vivir algunas temporadas en el Estado español en el 2011, cuando empezó la relación con su actual pareja, Gerard Piqué. No fue hasta el año 2015, sin embargo, que regularizó su situación tributaria en el Estado. Hisenda considera que durante este periodo la cantante cumplía los requisitos para tener el domicilio fiscal en territorio español, y por lo tanto tendría que haber tributado en las arcas públicas por la totalidad de sus ingresos. Shakira pagó 20 millones de euroscorrespondientes a las deudas e intereses del 2011 hace unos meses y en los últimos días ha abonado otros 14,5 millones por los ejercicios 2012, 2013 y 2014. La ley establece que si un ciudadano pasa más de la mitad del año, un mínimo de 183 días, en España, se lo tiene que considerar residente en efectos fiscales y tiene que tributar en concepto de IRPF por los ingresos que obtiene en todo el mundo. Según Hacienda, Shakira simuló vivir en Bahamas para eludir impuestos, pero en realidad vivía en Barcelona, a pesar de pasar buena parte del año en viajes en el extranjero. En enero de este año, la Agencia Tributaria remitió un primer informe en la Fiscalía, que abrió diligencias de investigación. Después de aquel anuncio, los asesores de la cantante decidieron abonar 20 millones de euros para saldar las cuentas con Hacienda relativas al año 2011, ya prescrito penalmente. Lo hicieron no para que admitieran el fraude, sino como paso necesario para regularizar la situación.
Share on Facebook