El amigo que suponía una amenaza para la seguridad de España

Mourad Battache fue mano derecha y amigo íntimo del imán egipcio Mohamed Alaa Said, expulsado de España el 2 de junio de 2018 por suponer “una amenaza acual y real para la seguridad nacional”.

Alaa Said, miembro destacado del movimiento islamista Hermanos Musulmanes intentaba difundir en España las doctrinas más radicales del “salafismo wahabí” siendo un ferviente defensor de los postulados islamistas que promueven la no integración de los musulmanes en sus sociedades de acogida y critica activamente los valores democráticos occidentales, alegando que son una mala fuente de formación y educación para los más jóvenes. Además su pretensión era “establecer en España un islam regido por la sharía” según afirmó el delegado del gobierno de la comunidad autónoma de la Rioja y así fue recogido en las crónicas de la prensa local.

En sus circuitos más próximos se sospecha que Mourad Bettache, que trabaja como camionero autónomo, aprovechaba sus desplazamientos por varios países de medio mundo para, en compañía del egipcio Alaa Said recaudar fondos para el centro islámico de La Rioja , si bien existen cada vez más certezas de que el dinero obtenido no se destinaba al centro islámico sino que se lo repartían a partes iguales los dos amigos. Cosa que varios miembros de la comunidad islámica de La Rioja detectaron y denunciaron.

Asimismo, antes de la expulsión del imán egipcio, Bettache se valió de su buena relación con él y de sus contactos para su proyección personal. Cuando se destaparon las verdaderas intenciones de Alaa Said y las sospechas sobre su radicalidad se hicieron más patentes hasta concluir con su expulsión de España, Bettache se cuidó mucho de poner tierra de por medio para que no se vincularan sus actividades con las del propio Alaa Said, pero las dudas sobre su relación e intereses comunes persisten hoy en día.

Con Alaa Said fuera de la circulación, Bettache aspira a consolidar su posición como líder y único dirigente de la Comunidad Al Firdaus en La Rioja, controlando de esta manera todo el dinero que recauda la federación por distintas vías.

En su entorno más cercano se sospecha que Mourad cuenta con apoyos importantes para reforzar su posición como líder de la comunidad musulmana en la Rioja, pero no solo se habla de que la ayuda sea un acción divina para que se convierta en el líder de su comunidad y que alá haya iluminado su camino para facilitar tal fin sino quizás también tenga una ayuda y apoyo más mundanos de remotos desiertos, que estarían guiando su actuación y utilizándolo como mero instrumento para conseguir sus objetivos.

 

Share on Facebook

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.