Renault planea congelar sus proyectos en Marruecos

El fabricante francés de automóviles Renault anunció su decisión de suspender los proyectos de aumento de capacidad en Marruecos como parte de sus planes para capear la crisis económica.

Los planes de Renault incluyen congelar las inversiones y detener los proyectos de aumento de capacidad tanto en Marruecos como en Rumania.

La compañía también tiene la intención de presentar un estudio sobre la adaptación de las capacidades de producción del grupo en Rusia, así como un «estudio sobre la racionalización de la fabricación de cajas de engranajes en todo el mundo».
El plan de transformación busca lograr ahorros de más de € 2 mil millones en tres años.

Las dificultades encontradas por el Grupo, la gran crisis que enfrenta la industria automotriz y la urgencia de la transición ecológica son imperativos que impulsan a la compañía a acelerar su transformación

Según la compañía, el plan, que actualmente sigue siendo un borrador, tiene como objetivo reforzar la resistencia y la solidez del fabricante.

En Francia, la compañía tiene la intención de recortar 4,600 empleos, lo que representa el 10% del empleo total de la compañía. En total,  la compañía, busca recortar aproximadamente 14,600 empleos. Renault dice que eliminará los puesto de  trabajo a través de la jubilación voluntaria y el reciclaje.

El fabricante también busca reducir en una quinta parte su capacidad de producción en un movimiento para reducir los costes a medida que el sector continúa sufriendo debido a la pandemia de COVID-19.

Renault se encuentra entre las compañías que enfrentan críticas del ministro de Economía francés, Bruno Le Maire.