¿Es idóneo elegir a Mohamed El Ghaidouni como presidente de la CIE?

Mohamed El Ghaidouni
Mohamed El Ghaidouni

El fallecimiento del presidente de la Comisión Islámica de España (CIE), Riay Tatary Bakry, el pasado 6 de abril de 2020, ha dejado vacío el cargo más importante dentro de la CIE. No en vano, muchas personas se preguntan sobre futuro de este organismo.

Muchas también se preguntan sobre quien sucederá a Tatary en el cargo, sobre todo teniendo en cuenta que el mandato de los órganos de la CIE expirará el próximo 17 de julio de 2020.

El Ghaidouni  es uno de los candidatos que más ha sonado su nombre para suceder a Tatary, sus conocidas relaciones con organismos oficiales en Marruecos, y su proximidad al partido oficialista, que muy pocos de los preguntados cuestionan, dejan muchas dudas sobre su imparcialidad y para quien trabaja realmente. La vinculación con estos organismos oficiales parece anteponerse por encima de los propios intereses de supuestamente defiende como presidente de UCIDCAT, federación que cuenta con un gran número de comunidades musulmanas adscritas, y ha provocado que muchos musulmanes de su entorno duden de sus verdaderas lealtades y sospechan que hace un doble juego.

El Ghaidouni goza de una gran influencia y buena imagen y atesora un gran trabajo y don de gentes, y siempre presume de sus buenas relaciones con las administraciones de Cataluña, no obstante, cuando se rasca un poco en las personas próximas a su entorno, los que le conocen bien muestran sus sospechas y sus dudas sobre las verdaderas intenciones del actual líder de UCIDCAT, que si bien no se atreven a manifestar públicamente por miedo a las consecuencias que pudieran tener, sí confiesan en petit comité conocer cuales son sus verdaderas “amistades” y los intereses por los que realmente se mueve, que no son otros que seguir los dictados marcados desde Rabat.

Trayendo a colación un símil muy popular, una persona próxima a El Ghaidouni, que presumía de conocerlo bien, confiesa que hacerle presidente de la Comisión Islámica de España sería tanto como abrir las puertas del corral de las gallinas para que el zorro entrara tranquilamente a comérselas, en alusión a su posible nombramiento como presidente de la CIE.

Por si esto no fuera poco, de sobra es conocido que Cataluña está considerada como uno de los mayores focos del salafismo en España, sino el que más, y ha sido el origen de la llegada de esta corriente radical a nuestro país.

Si esto fuera poco, la Secretaría de Inmigración de la Generalidad de Cataluña publicó en 2009 un estudio del antropólogo Jordi Moreras donde se considera que las entidades marroquíes en Cataluña están ligadas a lo político. Algo que podría estar pasando perfectamente con las entidades religiosas puesto que Rabat nunca ha ocultado su deseo de influir en los representantes del Islam en España.

La celebración de numerosos congresos que tienen lugar en Cataluña todos los años, con marcado carácter salafista, siempre han contado con la aquiescencia de El Ghaidouni que, si bien se ha cuidado mucho en no mostrar públicamente su apoyo, nunca ha impedido su celebración, ni siquiera ha levantado la voz para impedirlos pese a tener lugar en el ámbito de la demarcación que le corresponde como delegado de la CIE.

Los miembros de la actual Junta Directiva de la CIE son Riay Tatary Bakry, presidente (fallecido); Mohamed Ajana El Ouafi, secretario; vicesecretario, Laarbi Al Lal Maateis (presidente de la UCIDCE en Ceuta); tesorero, Ihab Fahmy El Said; vicetesorero, Abdeslam Elhinda Amalal-Benlahsen; vocal, Said Ratbi Bali; y vocal, Mohamed El Ghaidouni El Morábet.

La Comisión Islámica de España es una organización religiosa islámica, española, inscrita en el Registro de Entidades Religiosas, con el número 016109, del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática.

2 comentarios

  1. Todos sabemos que no van a dejar elegir a los musulmanes en libertad. Todos los gobiernos quieren mandar y controlar.

  2. La verdad es que el señor Tatary se ha ido en un mal momento. Justo cuando logró un poco de estabilidad en la CIE. Se lo llevó el Virus. No creo que sea un probema que el señor Ghaidouni sea el próximo presidente de la CIE, aunque habláis de sus supuestas conexiones con Marruecos, creo que eso debe ser algo normal, en España la mayoría de los musulmanes son de origen marroquí y por ello hay que trabajar todos juntos por el bien de los musulmanes en España.

Comentarios cerrados.